El Tirano

El Tirano busca su casa da la vuelta en la esquina pero no la encuentra no la ve necesita anteojos oscuros El Tirano deambula en la calle solitario luego del efecto de sus medidas la ciudad ha quedado baldía largas avenidas desoladas Las personas agotadas por el delirio elocuente del Tirano por la pesadez de su mirada torva por el lento avance de sus pasos grotescos llenos de envidia han abandonado la ciudad su búsqueda queda distante procuran lugares donde la voz del Tirano no alcance a pronunciar edictos o eructos de rabia El Tirano lo sabe siempre lo vio venir pero no le dio importancia El poder no se digiere con hojas de menta ni con platos finos ni con sonrisas de gente agradecida El poder siempre se atraganta y hay que pasarlo con gruesos tragos de whisky y densas inyecciones de sangre Sangre fresca o coagulada, tampoco importa lo que interesa es que brille y refleje la avidez en las pupilas del Tirano que se levanta por las noches y consume noticias como si fueran golosinas o saquitos de papas… Continúa leyendo El Tirano