Retratos de familia

Hace algunas semanas atrás estuve en Maracaibo, mi ciudad natal. Volví a pisar su suelo luego de diez años de ausencia y apenas por tres días. Las circunstancias de este retorno no fueron nada felices: la gravedad del estado de salud de mi abuela materna, quien llega ya a los 92 años de edad. A esto se le sumó el hecho de haber viajado en un momento particularmente difícil para mí y con el ánimo ya golpeado e inundado por el miedo. Continúa leyendo Retratos de familia